Toxina Botulínica (Botox)

La toxina botulínica bloquea determinadas señales nerviosas que producen la contracción de los músculos. Los MISMOS se relajan, con lo cual se reducen las arrugas. Este efecto dura aproximadamente entre 4 y 8 meses.

Se realiza a través de pequeñas punciones en las zonas a tratar. Es ambulatorio, con este tratamiento no vas a tener ningún inconveniente con tu rutina habitual.